Mejores Cámaras de fotos para niños

Imagen del sitio con mucho iconos: cámara de fotos, palmera, fotografías, mapas...

Las fotografías son algo que nos gusta a todo el mundo. Es nuestra manera de capturar recuerdos y situaciones especiales que para nosotros son importantes. Por eso creemos que es importante que nuestros hijos puedan realizar sus propias fotografías desde pequeños. No hay mejor regalo que una cámara de fotos para un niño o una niña. En esta página, hablaremos de los principales tipos de cámaras fotográficas infantiles atendiendo a cada necesidad: Uso, precio, edad del niño, marca…


Lás 8 Mejores Cámaras de fotos para niños y niñas

Antes de empezar, os mostramos un pequeño ranking con las mejores cámaras de fotos para niños. Puedes acceder directamente al producto, ver un análisis de cada producto, o seguir navegando para buscar marcas y cámaras infantiles concretas. Continuaremos con una guía de compra para ver los aspectos principales que tenemos que tener en cuenta al adquirir una cámara de fotos infantil.

Adolescente

Cámara de fotos digital para niños rosa y morada
  • 16 Mpx
  • Video 1080
  • Pantalla 2,4

La Infantil

cámara de fotos para niños con dibujo de dragón
  • 16 Mpx
  • Tarjeta SD
  • Infantil

La Acuática

Cámara acuática azul para niños
  • 48 Mpx
  • Video 2,7K
  • Pantalla

Comuniones

Cámara digital para regalar a niños negra y gris
  • 44 Mpx
  • Zoom 16x
  • Barata

La Vintage

Cámara de fotos instántanea para niños polaroid rosa y blanca
  • Vintage
  • Batería
  • Recuerdos

Calidad – Precio

Cámara instantánea para niños azul con fotografía
  • Precio bajo
  • Ergonomía
  • Selfie

La GoPro

Cámara cuática deportiva para niños
  • 20 Mpx
  • Top
  • 40 M

La Profesional

Cámara para regalar a niños en comuniones negra
  • 18,1 Mpx
  • Zoom 60x
  • Video 4k

Tipos de Cámaras de fotos para niños y niñas

En este apartado, clasificamos los diferentes tipos de cámaras fotográficas infantiles. Elegir una opción u otra dependerá del uso que vallamos a darle o el objetivo de la cámara infantil. Podemos elegir cámaras para uso acuático, digital, instantáneas… Entra y descubre las mejores de cada categoría.

Catálogo: Cámaras de fotos para niños por edades

Unos de los aspectos más relevantes a la hora de adquirir una cámara de fotos para un niño, es su edad y su madurez. No podemos regalarle la misma cámara fotográfica a un niño de 3 años que a un niños de 12 años. A continuación, os mostramos los modelos más destacables por franjas de edad.

★ Cámaras de fotos para niños de 3, 4 y 5 años

Si el niño o niña tiene menos de 5 años, elegiremos una cámara infantil vistosa, colorida y resistente. La resolución y calidad de la fotografía pasa a un segundo plano. Es probable que nuestro hijo se fije más en los colores, marcos de fotos y accesorios que en la calidad en sí.

★ Cámaras de fotos para niños de 6, 7 y 8 años

Cuando superamos la barrera de los 5 años, podremos optar a otro tipo de cámaras de fotos para niños. Los niños se dan cada vez más cuenta de la calidad de las fotografías y empiezan a necesitar algo más que una cámara “de juguete”.

★ Cámaras de fotos para niños de 9, 10 y 11 años

Para esta franja de edad no aconsejamos las cámaras de fotos infantiles, con un diseño claramente de más pequeños. Empezamos a barajar cámaras fotográficas con un aspecto más adulto y con mejor calidad. No es necesario comprar una Reflex, pero deberíamos buscar una cámara con buena resolución, y si puede ser con posibilidad de video. Las cámaras acuáticas tipo Gopro suelen gustar bastante.

★ Cámaras de fotos para adolescentes y estudiantes

Para esta franja de edades, basta de cámaras infantiles con colorines y dibujitos. Buscamos algo un poco más profesional, que haga fotografías bastante mejores que sus móviles de adolescentes. Es la franja de edades donde más va a influir el presupuesto que tengamos. Por eso pondremos una cámara para adolescentes de gama baja, otra de gama media y finalmente una de gama más alta.

Guía de compra: Elegir una Cámara de fotos Infantil

Ya hemos visto las principales cámaras de fotos para niños según su uso y por edades. Ahora os dejamos con una completa guía de compra para poder elegir la mejor cámara infantil. Nosotros hacemos análisis y damos nuestra opinión, pero… ¿Qué mejor que elegir tu propia cámara infantil con criterio propio?

Niño con camiseta azul haciendo fotografía

¿Por qué comprar una cámara de fotos infantil?

Las cámaras de fotos son la única opción cuando queremos capturar un recuerdo. Ya sea un recuerdo alegra, triste, divertido, romántico… Las fotografías son imágenes de una realidad pasada, que nos permite revivir momentos con un simple vistazo. Al tener una cámara de fotos desde que eres niño, puedes empezar a capturar lugares y personas que consideramos importantes en ese momento.

Verás como a la mayoría de personas a las que preguntes, echan de menos haber hecho fotografías en ciertos momentos. Es verdad que ahora es mucho más sencillo con nuestros teléfonos móviles, pero aun así no sustituyen la magia de las cámaras fotográficas.

¿Qué beneficios tiene comprar una cámara para un niño?

  • Capturar momentos especiales: Nuestros hijos podrán tomar sus propios recuerdos desde pequeños sin necesidad de depender de los padres. Niños, niñas, adolescentes, estudiantes… Es muy raro que ha un niño no le guste tener su propia cámara fotográfica.
  • Desarrollar la creatividad: Desde el momento en el que decidimos regalar una cámara de fotos a un niño, tendrán que ser creativos a la hora de tomar sus fotografías. Elegir el encuadre, la luz, jugar con las distancias, personalización de la fotografía… Deberán de practicar para conocerse a ellos mismos y buscar el estilo de fotografía que más les apasione.
  • Fomentar el desarrollo social: La fotografía es un nexo común a la hora de conectar y encajar con otras personas. No todos los niños y adolescentes tiene las mismas facilidades sociales, y la fotografía puede ayudar en este ámbito. Si la cámara es para un niño más pequeño, podrá hacer fotografías con otros niños y divertirse siendo el alma de la fiesta por tener una cámara de fotos infantil. En cambio, si hablamos de un adolescente, podrá compartir sus fotografías en redes sociales y páginas especializadas para mostrar su trabajo a los demás.
  • Diversión y entretenimiento: Este punto es evidente, la fotografía es divertida, y en el caso de los niños más pequeños mucho más. Ya no solo es el hecho de hacer la fotografía, sino que en la mayoría de las cámaras de fotos infantiles nos brindan la posibilidad de modificar y enmarcar las fotografías. En algunas cámaras a través de una aplicación móvil, y en otras a través de la propia cámara infantil.
  • Vocación y desarrollo laboral: Al adquirir una cámara fotográfica desde pequeño, multiplicamos las posibilidades de que ha nuestro hijo le apasione este mundo. Quizás más adelante pueda ir profundizando en la fotografía y pueda convertirse en un fotógrafo de renombre. Si compramos una cámara de fotos para niños y vemos que nuestro hijo se enamora de la fotografía, recomendamos buscar un curso para desarrollar sus aptitudes como fotógrafo.
Niña con vestido haciendo fotografías

¿Que tipo de cámara de fotos para niños debo elegir?

Tenemos multitud de cámara de fotos para niños en el mercado. Para poder elegir la adecuada, debemos ponernos en el lugar del niño. En este apartado no hablaremos de edades o marcas, sino del tipo de uso que vallan a darle y del objetivo de poseer una cámara infantil.

  • Cámaras de fotos digitales: Son las cámaras de fotos infantiles que más se venden. Suelen ser cámaras todoterreno, para poder tomar fotografías de forma sencilla y poder almacenarlas. Elegiremos este tipo de cámara infantil siempre y cuando no necesitemos algo especial para agua o busquemos fotografías instantáneas.
  • Cámaras de fotos instantáneas: Elegiremos este tipo de cámaras infantiles cuando deseemos sacar nuestra fotografía en el momento. Suelen ser cámaras que llaman mucho la atención de los niños. Aconsejamos buscar una cámara infantil que deje un marco blanco alrededor de la imagen, para que los niños puedan pintar, escribir, poner pegatinas… También son una buena opción para viajes, álbumes de fotos, diarios…
  • Cámaras de fotos acuáticas: Suelen ser cámaras deportivas y de uso acuático, tipo Gopro. Son las indicadas para vacaciones de verano, días de piscina y para practicar deporte. Nos permiten unas fotografías aceptables, y a veces, la opción de grabar video en movimiento. No podemos esperar que la calidad y resolución de la fotografía sea espectacular.
  • Cámaras de fotos para regalar: Realmente esto no es un tipo de cámara de fotos infantil concreto. Dependiendo de si es un cumpleaños, un regalo de navidad o una comunión podremos elegir diferentes modelos. La opción más regalada suele ser una cámara digital, aunque también podremos optar por una cámara para niños instantánea. Todo dependerá de que pensemos que pueda encajar más con el niño y con su edad.
Niño haciendo fotografía con cámara de fotos roja

¿Qué características puede tener una cámara infantil?

A continuación veremos las características que puede tener una cámara de fotos para niños. Nos centramos en lo más importante en lo que tenemos que fijarnos al adquirir el producto. Todo dependerá de que creamos que pueda ser más atractivo para el niño o la niña.

  • Diseño y colores de la cámara infantil: Principalmente distinguimos entre dos tipos. Las cámaras de fotos con un diseño infantil y las cámaras de fotos más parecidas a una cámara para adultos. Para niños más pequeños, recomendamos una cámara fotográfica con colores intensos y dibujos o muñecos que llamen su atención. También recomendamos buscar un material resistente y que no sea tóxico. Para niños más mayores, recomendamos cámaras más sencillas, con un diseño que les haga sentirse adultos.
  • Tamaño y peso del producto: Excepto para niños más mayores y adolescentes, deberemos optar por un producto reducido y ligero, que sea fácil de transportar. Tenemos que adquirir una cámara infantil que un niño pueda manejar con soltura, y que por tanto pueda usar y transportar de una forma independiente. Es un punto importante, puesto que puede hacer que los más pequeños se cansen y no quieran utilizar la cámara con la frecuencia que desean.
  • Resolución y calidad de la fotografía: Si la cámara de fotos es para un niño más pequeño, este apartado no tendrá tanta importancia. Cuanto más mayor es el niño, más importancia habrá que darle a este aspecto. Todos queremos realizar fotografías de calidad, que gusten a la gente y que retraten fielmente el momento. Recuerda no fijarte solo en los megapíxeles, no es un factor determinante para definir la calidad de una cámara de fotos.
  • Alcance y funciones extra: En el mercado de las cámaras de fotos, nos encontraremos con funciones de fotografiado casi infinitas. Cuando analices cada modelo, podrás ver cada función en profundidad. Aconsejamos prestar especial atención al flash, zoom y temporizador. El flash será necesario para las fotografías con poca luz, el zoom para ampliar el alcance de disparo, y el temporizador para tomar fotografías más comodamente.
  • Almacenamiento y memoria: Aconsejamos elegir una cámara de fotos infantil que disponga de ranura para tarjeta SD. Algunas cámaras vienen con una tarjeta de almacenamiento incluida, mientras que en otros modelos habrá que comprarlo aparte. La capacidad de las cámaras de fotos suele ser ridícula, por lo tanto será casi imprescindible añadir una tarjeta de memoria adicional.
  • Duración de la batería: Podemos encontrar cámaras de fotos infantiles con batería y con pilas. Las cámaras que usan pilas siempre tendrán el incoveniente de tener que realizar un gasto continuo en consumibles. Las cámaras infantiles con baterías suelen ser las más comercializadas. Hay que prestar especial atención al tamaño de la batería, la duración que dice el fabricante y al tiempo de carga. Algunas cámaras fotográficas vienen con dos baterías, la opción perfecta que debemos buscar.
  • Retoque y personalización: Ya sabemos que cualquier fotografía que se almacene en un ordenador podemos retocarla. Sin embargo, para niños más pequeños es necesario que puedan editar la fotografía en el momento. Para ello, las cámaras para niños suelen disponer de juegos, marcos de fotos y filtros para que puedan entretenerse. Algunas cámaras lo hacen ellas mismas, mientras que en otras deberemos acceder a la aplicación del teléfono móvil.
  • Precio del producto: El primer punto que todos buscamos a la hora de adquirir cualquier producto. Podremos encontrar cámaras para niños desde 30€ o 40€ sin ningún problema. El precio medio de una cámara infantil ronda entre los 50€ y 100€, mientras que las cámaras de alta gama pueden alcanzar los 300€ sin mucha complicación. Dependerá principalmente de este factor, elegir una cámara infantil de más o menos calidad.

Consejos extra, mantenimiento y seguridad

Por último, os dejamos con unos consejos adicionales a la hora de comprar una cámara infantil. Se trata de unos consejos de compra, transporte y mantenimiento para hacer un buen uso del producto.

  • Cuidado con el material: Evita utilizar materiales tóxicos que puedan intoxicar al niño o a la niña. Intenta que se trate de un material suave y anti caídas, que reduzca los riesgos de romper la cámara de fotos.
  • Utilizar una funda para transporte: Algunos modelos de cámara de fotos para niños, disponen de una funda especial para transportarla y protegerla. Si el modelo no dispone de una funda concreta, recomendamos buscar y comprar una. Puedes encontrarlas en Amazon, y mirar que compra habitualmente la gente con la cámara que vas a adquirir.
  • Tener controlada la cámara infantil: Debemos dar a los niños confianza para que aprendan a cuidar de las cosas, eso está claro. No obstante, recomendamos estar pendientes de la cámara infantil, puesto que es un producto relativamente caro, no un juguete. Debemos hacer entender a nuestro hijo que tiene que cuidarla y mantenerla, sin tener que estar pendientes todo el tiempo.
  • Cuidado con la playa: Aconsejamos que en este caso, nosotros guardemos la cámara y directamente hagamos las fotografías con ellos. Lo más probable que puede pasar es que la cámara de fotos acabe llena de arena y se acabe rompiendo.
  • Los niños y las manos sucias: Los niños más pequeños son propensos a ensuciarse, es algo que los padres tenemos muy claro. Cuidado con la comida y situaciones en las que el niño pueda coger la cámara sin antes tener las manos bien limpias.
  • La correa, nuestro gran aliado: La mayoría de las cámaras de fotos para niños disponen de una correa para colgar la cámara. Debemos intentar que nuestro hijo la utilice desde el principio. Recordemos que no debemos enfocarlo como si fuese mejor ponérsela, sino como una obligación.

En Cámarasparaniños utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar